¿Siete o quince kilómetros?

swr dapp

Por diferentes circunstancias, en esta ocasión no hubo preparación. Sin embargo, ahí estaba, en la línea de salida, padeciendo con un inusual frío decembrino, sueño, hambre y la eterna pregunta que todo corredor se hace antes de empezar una carrera: ¿Qué hago aquí?

Todavía no sé por qué lo hice si no contaba con la preparación requerida. Tal vez mi subconsciente me obligó con pequeños pero constantes mensajes que sonaban así: “Eso te gusta, debes hacerlo” o porque la disciplina de años anteriores me alcanzaría para librar este reto.
Ya sea por una u otra razón, me animé a correr los 15 km de Star Wars y evidentemente el saber que no estaba preparado hizo que pasara por mi mente no una ni dos sino cuarenta o cincuenta veces el pensamiento de – en algún momento de la carrera – hacer la de 7 km.
“Cuando desvíen a los de 7 km me iré con ellos” pensé varias veces. Y llegó la primera oportunidad. “Corredores de 7 km a su derecha, corredores de 15 km sigan derecho”. Inexplicablemente seguí derecho por las interminables subidas y bajadas del Pedregal. ¿Me arrepentí? Sí, pero buscaba distraerme viendo las hermosas y gigantescas casas, las caras de incredulidad de los vecinos al ver que una bola de disfrazados madrugadores les estaban arruinando la hora del brunch dominical.
“Me hubiera ido con los de 7 km y ya habría terminado” pensé numerosas veces, hasta que llegó la segunda oportunidad. “Corredores de 7 km a su derecha, corredores de 15 km sigan derecho”. Para completar los 7 km ya solamente faltaban dos y para los 15 km todavía faltaban diez largos kilómetros. Pues me seguí derecho otra vez. “Valdrá la pena, me voy al pasito, sin detenerme”.
Me distraje viendo los disfraces, las calles, camellones, casas con letreros advirtiendo que esa propiedad no estaba en venta, que no se dejaran engañar, pero empecé a sentir el cansancio en las pantorrillas por las pendientes tan pronunciadas que se acentuaron a partir del kilómetro nueve. Parecía un camino sin retorno, por más que corría no se veía alguna vuelta, una indicación que anunciara el punto de regreso, nada.
Por fin vislumbre el retorno, pero por más que corría el punto parecía estático, como si yo no avanzara, evidentemente ya también pegaba el sol y el desgaste aumentaba.
Con mucho esfuerzo y sin detenerme en las subidas llegué al punto donde casi cuarenta minutos antes dudé en irme a la derecha o derecho. El llegar el kilómetro 12 fue un verdadero alivio que pasó como un suspiro al ver que todavía faltaba una subida más. Un retorno más.
El gatorade pasando el kilómetro 13 me supo a gloria, delicioso y deseando que ese líquido se convirtiera en sólido para poder masticarlo y que durara más.
El kilómetro 14, por fin una bajada y ahora todo es alegría, sonrisas y pensamientos tipo “Yo soy el rey del mundo”, “Listo para la siguiente carrera”. Mágicamente las piernas responden para el cierre, la respiración se controla y queda aire para transmitir en vivo la llegada.
Por fin, cruzo la meta y sigo caminando, de repente me siento atrabancado por lo que hago punta- talón y estiro un poco. Hay que seguir el recorrido para la hidratación y por supuesto, la medalla.
¿Agotado? Sí, pero la satisfacción de no haberse ido por la ruta corta valió el esfuerzo, el cansancio y desgaste. Saber que no estaba preparado fue el mayor reto no solamente mental sino físico, pero dos muchas cosas me impulsaron: me gusta, lo he hecho, sé cómo hacerlo y sé que puedo hacerlo una vez más (evidentemente con preparación todo fluirá mejor).
Bueno, ahora a aplicarlo en el día a día, en la vida pues.

Alejandro Pérez Pineda
@alexperezpineda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s